jueves 4/3/21

Un estudio demuestra que participar en actividades del Centro Botín fomenta la creatividad

Encuentro Artes, Emociones y Creatividad en el Centro Botín

Un estudio llevado a cabo por la Fundación Botín y la Fundación IE de IE University pone de manifiesto que la participación en actividades culturales y artísticas del Centro Botín tiene un "impacto significativo" en la creatividad de quienes las realizan, generando beneficios personales y sociales.

Esta es una de las conclusiones de la primera fase del proyecto de medición de impacto a largo plazo del Centro Botín, con el que la Fundación pretende saber si cumple el objetivo de potenciar la creatividad de la región a través de las artes, contribuyendo así a su desarrollo económico y social.

El estudio, denominado 'El Centro Botín: desarrollo de la creatividad social a través de las artes', ha sido presentado hoy en rueda de prensa por la directora ejecutiva del centro, Fátima Sánchez; el patrono de la Fundación IE, Carlos Mas; y una de las autoras del mismo y profesora de IE University, Patricia Gabaldón.

El trabajo pone también de relieve que los visitantes de menor edad, consumidores habituales de contenidos artísticos y culturales, trabajadores y con hijos, conforman el colectivo en el que se aprecia un "mayor impacto" en su creatividad, mientras que el género y el nivel de estudios no presentan efectos diferenciales significativos.

 

La investigación demuestra también que la participación en actividades que requieren una implicación "activa" genera un mayor impacto sobre la creatividad. Así, los talleres, seguidos por las visitas-experiencia, son las que más incidencia tienen, auque las actividades culturales "menos activas", como las exposiciones, también tienen un efecto importante.

Este estudio, fruto de un acuerdo de colaboración suscrito en 2018 entre la Fundación Botín e IE University, se ha realizado sobre una muestra de 2.852 personas que poseen la tarjeta 'Amigo del Centro Botín' o pase permanente.

La Fundación Botín viene investigando desde el año 2013 con el Centro de Inteligencia Emocional de la Universidad de Yale la forma en que las artes y las emociones que generan desarrollan la creatividad de niños, jóvenes, familias y adultos, y este nuevo trabajo da "un paso más" al establecer un método de medición de impacto del conjunto de las actividades del Centro Botín.

Así, según el indicador definido para este estudio, la creatividad de los encuestados parte de un nivel alto (1,6 sobre 4) y crece casi un 10 por ciento en promedio con cada visita al centro.

Gabaldón ha explicado que si se mide el impacto, no por visita, sino sobre la totalidad del periodo analizado (de abril de 2018 a marzo de 2019), las exposiciones ocuparían el segundo lugar de influencia por detrás de los talleres, algo que viene dado por la recurrencia con la que los visitantes acuden a las salas expositivas del Centro Botín.

Por último, y según esta medición, los participantes en las actividades del centro valoran especialmente el disfrute experimentado, así como un impacto positivo en su bienestar. Por tanto, el informe concluye que todas las dimensiones de la creatividad social se ven incrementadas con el número de visitas.

METODOLOGÍA INNOVADORA

Este estudio, llevado a cabo por Patricia Gabaldón y Laura Zimmermann, doctora en Administración por la London School of Economics y también profesora de IE University, viene a confirmar que el Centro Botín "cumple" su misión social de contribuir a la mejora del bienestar de las personas que lo visitan y lo posiciona como "centro catalizador" de la creatividad, el bienestar y el desarrollo humano.

Al mismo tiempo, proporciona información de utilidad tanto para el mundo académico como para el desarrollo de otras iniciativas de este tipo en el ámbito artístico y cultural.

La medición del impacto del arte en las personas es un proceso "arduo y novedoso", que "raramente se ha cuantificado", por lo que uno de los primeros pasos que se dieron en esta investigación fue desarrollar los indicadores adecuados para conocer la huella que deja el Centro Botín, tanto en el individuo como en aspectos sociales y de relación con su contexto.

Así, se diseñó un indicador de percepción de creatividad social de los individuos compuesto por siete dimensiones relacionadas con la percepción de éstos sobre su desarrollo personal, la cohesión social, su bienestar y la imagen e identidad. La combinación de todos ellos permite calcular la creatividad como la media de la percepción de los individuos respecto a los diferentes elementos, en una escala de 0 a 4.

Una encuesta hizo posible que las investigadoras recogieran los datos necesarios para realizar un análisis basado en tres modelos de regresión: el primero, muestra la relación directa entre la creatividad social y el número de visitas al centro; el segundo, entre la creatividad y el tipo de actividades realizadas por los participantes, de manera agregada, es decir, sin tomar en cuenta el número de veces que acudieron (solo si participaron o no); y el tercero, el impacto en creatividad social de cada una de las visitas, por tipo de actividad (teniendo en cuenta el número de veces que participaron en cada una).

En total, se recogieron 2.852 respuestas válidas y completamente anónimas. La encuesta se envió el 12 de marzo de 2019, tanto a los integrantes de la base de datos de Amigos del Centro Botín como a los titulares del pase permanente para ciudadanos de Cantabria.

Los de edades comprendidas entre los 46 y los 55 (26%) y los 56 y los 65 (28%), fueron mayoría. Además, más del 60% de los encuestados estaban trabajando en el momento de ser preguntados, y el 23% de ellos lo hacía en sectores relacionados con el arte y la cultura.

Desde su inauguración en junio de 2017 el Centro Botín desarrolla diversas actividades que buscan despertar la actitud y la capacidad creadora de las personas para que quieran y puedan mejorar su vida y su entorno.

El objetivo es llegar a todos los públicos a través de las artes visuales, la música, la literatura, la danza, el teatro y el cine. Las actividades se basan siempre en la investigación y se clasifican según un grado creciente de "intensidad" o implicación por parte de los visitantes.

Un estudio demuestra que participar en actividades del Centro Botín fomenta la creatividad
Comentarios