sábado. 01.10.2022

La familia cántabra atrapada por el coronavirus en Vietnam cuando fue a por su hija adoptada regresa a España con un vuelo "difícil de conseguir", fletado por la aerolínea nacional con escala en París para repatriar a ciudadanos del país asiático en Europa.

El avión partirá de Hanoi esta noche (hora española) y tras trece horas llegará a la capital francesa, donde despegará hora y media después otro hacia Madrid, para retornar después a su domicilio, en Castro Urdiales.

Con este viaje, Eduardo Perrino, su mujer y sus dos pequeñas, de 7 años y 17 meses, ponen fin a un periplo que comenzó a principios de marzo, cuando fueron a recoger a su pequeña.

En aquella ocasión también volaron con Vietnam Airlines, que pocos días después, al estallar la crisis del Covid, canceló el 95% de las rutas europeas, incluida la suya de regreso a España, prevista para el 21 de marzo.

Y como en un principio la compañía no iba a retomar los vuelos comerciales hasta finales de abril y la embajada les facilitó la prórroga del visado, decidieron quedarse en Hanoi hasta que se normalizase el "caos" que el virus ha generado en la Unión Europea.

Aunque estuvieron a punto de volverse hace un mes en un vuelo de repatriación organizado por Alemania, desde Hanoi a Ho Chi Minh y de allí a Frankfurt, declinaron esta opción porque tenían que pasar "tres noches" con las menores en el aeropuerto alemán hasta tener conexión a Barcelona.

"No vamos a iniciar ningún viaje que no esté garantizado de principio a fin", avisaba el progenitor, sumido en "un sinvivir", al estar "todo el día pendientes de vuelos de repatriación".

Ahora, con el vuelo organizado por el país galo, inicialmente solo hasta Paris, tienen hora y media entre la llegada y la partida a Madrid, que finalmente se opera bien por "presiones" de la embajada española o porque salía "rentable".

En este sentido, Perrino explica que han pagando una "buena cantidad de dinero por el billete", gratuito para los vietnamitas que regresan a su país, por lo que entiende que "los europeos estamos financiando en cierta medida esos vuelos de repatriación".

En conversación por WhatsApp apunta como "curioso" que los billetes se podían adquirir en agencia o en la web de la aerolínea, donde los compro él y, pese a no ser un vuelo comercial, la tarifa varió "de un día para otro", por lo que han puesto una queja, pues aunque no es un viaje con precio "cerrado" los pasajeros sí que tienen que acreditar nacionalidad francesa o española.

Perrino también indica que al principio solo podían llevar una maleta de mano porque la bodega se reservaba para el transporte de material, aunque gracias al Gobierno de Emmanuel Macron pueden facturar equipaje al final.

De este modo, la familia cántabra pone fin a una 'aventura' que inició el 9 de marzo al ir a buscar a su hija adoptiva. Así, aunque están "contentos" por volver, tienen una sensación "agridulce", pues Vietnam lleva diez días sin sumar nuevos contagios por coronavirus, y se va recuperando además la "confianza" y la normalidad en la calle, marcada también por la ausencia de extranjeros.

Pero un vuelo como el de su regreso es "difícil de conseguir", y no saben cuánto tiempo tendrían que esperar para conseguir otra "oportunidad" así, por lo que han decidido regresar a España.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

Regresa a España la familia cántabra atrapada en Vietnam
Comentarios