miércoles. 05.10.2022

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha destacado la gravedad del argayo de Ruente, que mantiene cortada la CA-180, ha asegurado que los trabajos "van para muy largo". Se trata, en opinión de Revilla, de "una auténtica chapuza", quizás "la más grave que hay que atender en este momento, ya que deja aislado el Valle de Cabuérniga".

Se contempla, según ha explicado, que la UME realice un puente de carácter transitorio que cruce el río más abajo y que, por parte del Gobierno de Cantabria, se realicen dos kilómetros de carretera hasta enlazar con la autonómica. De esta forma, se podría salvar un argayo "como pocos" ha visto en Cantabria el presidente.

Revilla ha señalado que el de Ruente, supera cualquier solución a corto plazo que sí se puede dar en otros de los 171 argayos producidos en las últimas horas en Cantabria y obligará a "habilitar una partida presupuestaria de emergencia".

El presidente ha recorrido este viernes las zonas más afectadas por las lluvias y las inundaciones de ayer para comprobar los daños y conocer con más exactitud el alcance de los mismos.

Revilla se ha desplazado a Hinojedo (Suances), Ruente, Los Corrales de Buelna y Santa Olalla (Molledo), lugares donde ha comprobado sobre el terreno los trabajos que desarrolla el amplio operativo coordinado por el Gobierno de Cantabria y el 112, formado por alrededor de un millar de efectivos de diferentes entidades e instituciones.

Acompañado en parte del recorrido por el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha destacado que, tras una "catástrofe" del calibre de la de ayer, los cántabros "tratan de volver a la normalidad" con la seguridad de que el Gobierno de Cantabria les va a dar "soluciones".

"Esto es un espectáculo terrible", ha señalado el jefe del Ejecutivo tras comprobar los daños que el temporal ha producido en toda Cantabria, que han afectado a animales, viviendas y diferentes infraestructuras, y que motivarían la declaración de Zona Catastrófica.

Por ello, ha pedido a los vecinos que documenten, sobre todo con fotografías, los desperfectos sufridos, de forma que puedan acogerse no solo a sus seguros privados, sino también a las ayudas autonómicas y del Gobierno de España.

El presidente ha valorado la profesionalidad del personal del Gobierno y del 112, incluidos también los recursos puestos a disposición por la Consejería de Medio Rural, así como de los ayuntamientos, la UME, Cruz Roja, Guardia Civil, 061 y la colaboración de voluntarios. Especial mención ha hecho también a la solidaridad de los propios vecinos de Cantabria, que "saben que vamos a hacer lo posible por ayudarles".

Además, ha destacado el apoyo que le ha trasladado S.M. el Rey Felipe VI en una conversación de 20 minutos en la que le ha transmitido su "cariño, preocupación y solidaridad al pueblo de Cantabria".

Revilla destaca la gravedad del argayo de Ruente, que aísla el Valle de Cabuérniga
Comentarios