La Junta Electoral archiva una denuncia del PSOE contra Mazón por un acto en Ribamontán al Mar

photo_camera CANTABRIA.-28A.- La Junta Electoral archiva una denuncia del PSOE contra Mazón por un acto en Ribamontán al Mar

La Junta Electoral Provincial ha archivado la denuncia presentada por el PSOE el mes pasado contra el candidato del PRC al Congreso, José María Mazón, entonces todavía consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, por la presentación de un proyecto en el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar el 20 de marzo.

El Gobierno anunció esta presentación en su agenda informativa y posteriormente remitió a los medios y publicó en su web una nota de prensa. La denuncia por este hecho, interpuesta por Noelia Cobo, secretaria de Organización del PSOE, socio de gobierno del PRC, se suma a la presentada por los socialistas contra el consejero Mazón y el presidente del Gobierno y líder del PRC, Miguel Angel Revilla, por un acto en Comillas el 14 de marzo, que se saldó con sendas multas de 1.000 euros a cada uno.

En este caso, la JEP archiva el expediente sancionador incoado a raíz de la denuncia del PSOE tras concluir que el de Ribamontán al Mar no fue un acto público con cobertura informativa, sino una reunión entre el consejero y un técnico con concejales del ayuntamiento y los presidentes de las tres juntas vecinales afectadas por el proyecto.

Tal y como refleja la resolución de la JEP, Mazón fue a Ribamontán al Mar a explicar el estado de tramitación de los proyectos de mejora de la carretera de Loredo a Langre y la construcción de un paseo peatonal hasta la playa de San Miguel en Galizano.

Añade que la presentación se realizó en el salón de plenos del Ayuntamiento, "a puerta cerrada y sin cobertura informativa", con asistencia de concejales del equipo de Gobierno y de los presidentes de las juntas vecinales de Loredo, Langre y Galizano. Para la JEP, fue "una reunión de autoridades interesadas en el buen fin del proyecto, con explicaciones puntuales sobre los extremos del mismo".

La Junta Electoral concluye que "no estamos ante un acto de inauguración o presentación pública de un proyecto concreto, sino ante la exposición ante algunos concejales y los presidentes de tres juntas vecinales afectadas por las obras públicas, de los particulares de las mismas, en un acto a puerta cerrada y sin presencia de medios de comunicación".

Para la JEP, "difícilmente puede considerarse un acto electoralista, habida cuenta del estricto círculo personal de intervinientes, todos ellos autoridades locales". "No consta que se exhibieran planos, infografías, maquetas o fotografías", apostilla la resolución, ni que tal reunión "haya trascendido a los medios de comunicación", concluye.