viernes. 30.09.2022

Cantabria va recuperando este jueves la normalidad tras las fuertes inundaciones que ha sufrido en las últimas horas, que han obligado a evacuar a 114 personas de sus residencias, entre ellas un bebé.

Son los últimos datos facilitados por el Gobierno regional a las 6.00 horas de hoy, que precisan que se ha tenido que evacuar a 45 personas en Mazcuerras, dos en Arenas de Iguña, 30 en Molledo, y 34 en Suances y Coo de Buelna, uno de ellos un bebé.

El temporal y los desbordamientos han afectado a 61 municipios y los principales daños se han registrado en Los Corrales, Suances, Molledo, Arenas de Iguña, Mazcuerras, Ruente, Val de San Vicente y Ampuero.

El Gobierno informa que no hay previsión de fenómenos adversos en los próximos tres días y los ríos están en nivel de casi normalidad y con tendencia descendente. De hecho, según el Ejecutivo, lo largo de la mañana los ríos evacuarán todo el agua tienen en estos momentos de más.

En estos momentos hay 15 carreteras cortadas, 14 autonómicas y una nacional, la N-611. También hay 16 carreteras con algún tipo de incidente pero que permiten el paso.

La línea de FEVE permanece cortada Torrelavega-Cabezon y en Las Caldas. Además, debido a las condiciones meteorológicas adversas, el servicio ferroviario en Cantabria circula con demoras.

Los servicios de emergencia han gestionado 593 expedientes de incidencias a causa del temporal con 1.250 llamadas. De ellos, este vierenes están abiertos 158, que se concentran en Los Corrales de Buelna (105), Unquera (2), Reinosa (5), Cabezón de la Sal (34), Zona Oriental (3) y Zona Norte (9).

Cantabria va recuperando la normalidad tras las inundaciones que han dejado 114 evacuados
Comentarios