domingo 25/10/20

La UC participa en el descubrimiento de propiedades eléctricas para la mejora de los sistemas informáticos

Representación gráfica de la fase skyrmionica descrita en el artículo. Cada uno de los vórtices en color es un skyrmion

El Grupo de Física Teórica de la Materia Condensada de la Universidad de Cantabria (UC) ha participado en el descubrimiento de determinadas propiedades eléctricas en los materiales que podrían permitir mejoras tecnológicas en los sistemas informáticos que se utilizan actualmente.

El artículo que describe la contribución cuenta con las firmas de los investigadores de la UC, Javier Junquera, coordinador del grupo, Pablo García y Fernando Gómez, y ha sido publicado recientemente en la revista científica de alto impacto 'Nature Materials', según ha informado hoy la institución académica en un comunicado.

Se trata de una aplicación del campo de la topología, rama de las matemáticas que estudia las deformaciones continuas de un objeto y que en los últimos años ha cobrado mucha fuerza en física de materiales, tanto para la caracterización de estructuras como en otros campos como las transiciones de fase, ha explicado Gómez.

En colaboración con grupos y laboratorios americanos, los científicos han definido nuevas maneras de "manipular" materiales. "Lo que hemos descubierto es que con la aplicación de campos eléctricos podemos modificar fases que son topológicamente no triviales -su forma se asemejaría a un dónut- y llevarlos a una forma semejante a una esfera".

En lenguaje técnico se refieren a los skyrmiones eléctricos, partículas hipotéticas que pueden deformarse y cuya modificación conlleva un cambio en las propiedades físicas de los materiales.

"El descubrimiento tiene gran importancia dado que la transformación va asociada a una importante alteración de la permitividad eléctrica del sistema, propiedad que describe, parcialmente, cómo le afecta al material un campo eléctrico y que podría utilizarse para bajar dramáticamente el coste energético asociado al funcionamiento de los ordenadores", ha explicado García.

IMPLICACIONES TECNOLÓGICAS

Los ordenadores funcionan usando lenguaje binario, es decir, usan información escrita con unos y ceros.

"Cuando vemos un vídeo, abrimos el correo o tecleamos un informe, nuestro dispositivo está, en su interior, continuamente transformando unos en ceros y ceros en unos en unos diminutos aparatos llamados transistores; si sumamos el gasto de energía en cada operación de este tipo en todo el mundo, hablamos de cantidades enormes". Logrando que el voltaje necesario para realizar estas operaciones sea el menor posible, las implicaciones tecnológicas son muchas.

"Estos materiales pueden llegar a revolucionar las aplicaciones electrónicas que requieren altas frecuencias, como todo lo relacionado con ordenadores y teléfonos inteligentes, incrementando la potencia de nuestros aparatos electrónicos", han indicado.

"Hemos podido seguir cómo es esa transformación desde el punto de vista microscópico -los investigadores americanos, aplicando novedosas técnicas experimentales, casi a nivel atómico- y con técnicas computacionales desarrolladas en la UC hacemos predicciones que representan la realidad que están viendo nuestros colegas", ha precisado el científico.

El equipo de investigación de este trabajo incluye a investigadores experimentales de un buen número de universidades de Estados Unidos encabezadas por la Universidad de California en Berkeley, además de Cornell y Pensilvania, junto a científicos teóricos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Luxemburgo y de la Universidad de Cantabria.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí

 

La UC participa en el descubrimiento de propiedades eléctricas para la mejora de los...
Comentarios