miércoles 14/4/21

Todas las partes piden 14 años para la acusada de matar a su cuñada, que ha seguido el juicio desde Valdecilla

Los forenses dicen que fue un ataque "muy violento" y que la acusada no tenía sus capacidades anuladas, pero sí afectadas de forma "grave"
Juicio contra la acusada de matar a su cuñada en Torrelavega y prender después fuego a la casa

La defensa de la acusada de matar a su cuñada en Torrelavega y la acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, se han adherido este jueves a la calificación de los hechos y penas de la fiscal, que pide catorce años y seis meses de prisión por un delito de asesinato con la eximente incompleta de la responsabilidad por alteración psíquica.

Ambas partes han modificado sus conclusiones tras la prueba pericial en la penúltima sesión del juicio, que se celebra con jurado en la Audiencia de Cantabria y al que no ha querido asistir la procesada, que lo ha seguido por vídeo desde la unidad penitenciaria de Psiquiatría de Valdecilla donde se haya internada y desde donde, ha avanzado, seguirá mañana el objeto del veredicto.

Su negativa ha retrasado tres horas el inicio del plenario, ya que forenses de guardia han tenido que desplazarse al centro hospitalario a comprobar que no presentaba sintomatología alguna, pues había alegado dolor de corazón. Una vez allí, los peritos han explicado al tribunal a través de la videoconferencia que no deseaba acudir "de ninguna manera" a la vista y que escuchaba y entendía todo, pues estaba "despierta" pese a tener los "ojos cerrados".

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Al finalizar, la magistrada le ha ofrecido la posibilidad de ejercer el derecho a la última palabra. "¿Quiere decir algo"?, le ha preguntado. "No", ha contestado la acusada de apuñalar el 26 de julio de 2019 a la hermana de su pareja y prender después fuego a la vivienda en la que convivían los tres.

Esta jornada han comparecido los forenses que se encargaron del levantamiento y autopsia del cadáver y de la evaluación psiquiátrica a la sospechosa, que dos días antes de los hechos había acudido a urgencias "muy estresada" y con insomnio por un "conflicto" con su cuñada.

La fallecida presentaba una "sucesión de lesiones", algunas "mortales de necesidad", tras un ataque "muy violento y desproporcionado". Y también heridas producidas cuando estaba agonizando o ya había muerto, y otras que revelan intención de decapitar o amputar el cuerpo, posiblemente para hacerlo "desaparecer".

Por su parte, la imputada -nacida en 1974 en República Dominicana y que en el interrogatorio reconoció parcialmente los hechos aunque alegó que mató a su cuñada porque "un científico me lo dijo"- presentaba un trastorno psicótico marcado por "ideas delirantes", de carácter "paranoico y auditivas".

Sin embargo, no tenía sus capacidades -cognitiva y volitiva- anuladas, aunque sí afectadas de forma "importante", ya que por ejemplo en una exploración "criticó los hechos" y se mostró "arrepentida".

Lo concluyeron así en un informe realizado meses después del crimen porque al principio no quiso colaborar en la exploración, la mantener un "comportamiento similar al de hoy", y ante el que tanto la acusación pública como la particular han considerado que está "fabulando" y "simulando continuamente".

Así lo han expuesto en sus informes finales, después de elevar a definitivas las conclusiones que, defensa y acusación particular, han modificado para adherirse a las del ministerio público.

ATAQUE MUY VIOLENTO Y DESPROPORCIONADO

Previamente se ha celebrado la prueba pericial, en la que los forenses han destacado que el ataque fue "muy violento y desproporcionado", con lesiones compatibles con la navaja encontrada en el hogar, concentradas la mayoría en el tronco y algunas mortales de necesidad, como en la zona del corazón.

En total, el cuerpo presentaba medio centenar de heridas, entre penetrantes y superficiales, como pequeños cortes en la cara y las manos que revelan que pudo intentar agarrar el arma para defenderse del ataque, así como hematomas por golpes y empujones.

Las sufrió tanto en vida, como cuando agonizaba y una vez fallecida también. Los peritos datan la hora de la muerte entre las nueve y las once de la mañana, y los primeros policías y bomberos accedieron al inmueble a la una y media de la tarde, después de que allegados no pudieran acceder al mismo ni contactar con ellas.

Han destacado que hubo una "sucesión de lesiones con posible pérdida de control" y revelan además la realización de un movimiento continuado al penetrar el arma en el torso.

Así, fue una agresión "muy abigarrada, sin ningún tipo de control", en la que apreciaron un corte en el cuello bajo el cual se había colocado una toalla, creen que para ejercer presión y seccionarlo del corte. Y algo similar entienden que sucedió con una muñeca, por lo que han apuntado a un intento de amputación.

Y el colchón en el que se produjo la agresión y sobre el que se halló el cadáver estaba "impregnado" en sangre y no había "ningún reguero" por la casa.

LA ACUSADA ESTÁ SIMULANDO CONTINUAMENTE

La fiscal ha destacado que la acusada ha reconocido los hechos, pero "de esta manera, porque no le quedaba más remedio", ya que ambas mujeres estaban solas en la vivienda cuando sucedió todo. Aún así, solo ha admitido cuatro de la veintena de puñaladas que presentaba la víctima, que en total tenía más de medio centenar de heridas y golpes por todo el cuerpo.

Pero "lo importante son las pruebas", ha remarcado la representante de la acusación pública, para señalar en este sentido en la "brutalidad" de la agresión, en la que la víctima "se estaba dando cuenta de que estaba siendo asesinada" y no tuvo "capacidad de defensa de ningún tipo".

A su juicio, "el meollo de la cuestión" es la incidencia de la enfermedad que padecía en los hechos enjuiciados. Y en este sentido ha comparado lo que sucedió entonces con lo ocurrido esta jornada cuando se ha negado a asistir presencialmente a la vista, fruto de una "fabulación" y de que "está simulando continuamente".

También ha subrayado que la incriminada "nunca se ha equivocado en contra suya" durante el proceso seguido contra ella y, con todo, la representante del ministerio público ha concluido que es "responsable", aunque tenía afectadas de forma "grave" sus facultades, de ahí los 14 años y 9 meses de cárcel solicitados.

USA SÍNTOMAS COMO QUIERE PARA MANEJAR SITUACIONES

La abogada de la familia se ha adherido a esta pena, aunque ha aludido a diferentes aspectos -la acusada no acompañó a su pareja ese día al médico y había preparado una mochila con el pasaporte, dinero y joyas- para considerar que lo tenía "todo planeado".

Además, cree que no pudo haber "pelea" entre ambas mujeres -como relató la acusada a los primeros agentes que se personaron en el domicilio- y considera que fue un ataque "sorpresivo"

Esta letrada también ha insistido en que la acusada aumentó de forma "inhumana e innecesaria el sufrimiento" de la víctima al apuñalarla en repetidas ocasiones con un "arma gigante": una navaja de más de 50 centímetros en total, 22,5 de ellos de hoja y 4 cm en la parte más ancha, medidas que ha ilustrado al tribunal con un metro.

Para esta parte, la procesada es "suspicaz, controladora y simuladora", y tiene "inteligencia" como para "usar síntomas para lo que ella quiere" y "manejar situaciones" como la ocurrida hoy también.

NO PASAR POR "EL TRANCE DEL JUICIO, QUE NO SERÁ DE SU AGRADO"

A este respecto, la defensa ha justificado la actitud de su patrocinada alegando que antes del juicio estaba "dispuesta" a asumir los hechos "lamentables" y conformarse con la pena para no tener que "pasar por este trance, que no será de su agrado".

Precisamente por ese reconocimiento, esta letrada -la tercera que tiene durante todo el proceso la acusada y que inicialmente solicitaba la libre absolución de su patrocinada- se ha adherido también a la fiscal, ya que los "padecimientos" de su patrocinada "no la llevan a anular del todo" sus capacidades facultativas y volitivas.

El juicio concluirá este viernes con la deliberación y veredicto del jurado.

Todas las partes piden 14 años para la acusada de matar a su cuñada, que ha seguido el...
Comentarios