El sector agrario se moviliza esta semana y en febrero para denunciar la grave situación del campo español

Concentración convocada por COAG y UPA para exigir medidas contra los bajos precios del aceite de oliva. En la Plaza de las Batallas.

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA se han unido para convocar diversas movilizaciones y tractoradas esta semana y para la primera quincena de febrero con el objetivo de defender el futuro de agricultores y ganaderos españoles.

En concreto, bajo el lema 'En defensa de su futuro' y #AgricultoresAlLimite, el sector primario inicia una oleada de concentraciones para denunciar la grave situación de falta de rentabilidad que atraviesan las explotaciones y el hartazgo ante los ataques que están recibiendo.

Las concentraciones empezarán este martes en Galicia, Aragón y País Vasco, mientras que el miércoles se trasladarán a La Rioja y Extremadura y el jueves se sumarán Andalucía y Castilla y León. Las organizaciones seguirán con sus protestas en la primera quincena de febrero con concentraciones en Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid y Murcia.

Los agricultores salen a la calle para protestar por los bajos precios en origen, que afectan cada vez a más cultivos, el incremento de los costes de producción, sobre todo desde la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), la caída del 9% de la renta agraria, a lo que se une las dificultades que tienen para exportar por los aranceles americanos, el 'Brexit' o el veto ruso, entre otros. Además, del posible recorte de las ayudas comunitarias que planean desde Bruselas.

De esta forma, las organizaciones agrarias reclaman "medidas de apoyo que vengan a paliar los graves perjuicios" que están sufriendo. "Nos preocupan los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios y la falta de rentabilidad que sufren las explotaciones", indican en un comunicado conjunto.

Desde Asaja, COAG y UPA se pretende que con este proceso de movilizaciones, convocado desde la unidad de acción, las Administraciones competentes tomen conciencia de la gravedad del problema y se pongan en marcha "verdaderas políticas" de apoyo a un sector estratégico de la economía, que contribuye de "forma esencial" al mantenimiento del medio rural y el espacio natural.

Por otro lado, reiteran que en un momento en el que se habla tanto del reto climático, de la España vaciada y de la necesaria vertebración del medio rural, es necesario, "más que nunca", tener en cuenta al sector agrario, porque sin él no será posible acometer los retos que la sociedad demanda.

Comentarios