martes 22/9/20

El protocolo educativo para el próximo curso establece grupos de 25 alumnos máximo en Infantil y Primaria

En el caso de alternar enseñanza presencial y online, se priorizará que vayan a clase los alumnos más vulnerables
El protocolo educativo para el próximo curso establece grupos de 25 alumnos máximo en Infantil y Primaria

El 'Protocolo general de organización para el desarrollo de la actividad educativa en la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el curso 2020-2021', de aplicación hasta el fin de la crisis sanitaria, establece grupos de un máximo de 25 alumnos en Infantil y Primaria, la misma ratio recomendada en Cantabria antes de la crisis sanitaria.

Además, para un escenario mixto, el protocolo indica que, en el caso de establecer una división de los alumnos de cada grupo para que alternen docencia presencial y no presencial, se priorizará la actividad presencial para el alumnado más vulnerable, mientras que el resto podrá seguir la clase de manera online.

En concreto, la normativa, publicada hoy en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC), indica que en Educación Infantil y Primaria se establecerán grupos estables de convivencia, cuyos miembros podrán socializar y jugar entre sí sin mantener la distancia interpersonal de forma estricta.

Estos grupos, que también se podrán crear en otras etapas educativas, deberán evitar la interacción con otros del centro educativo; y el número de alumnos que integren cada grupo, "como norma general", será de un máximo de 25 en el segundo ciclo de Educación Infantil y en Primaria. En las aulas de dos años, el número máximo de alumnos será de 18.

De esta forma, además de guardarse la distancia interpersonal de 1,5 metros, la Consejería establece como norma general una ratio de 25 alumnos, que es la aconsejada en el 'Acuerdo por la educación en Cantabria' aprobado por el Parlamento antes de la crisis sanitaria del Covid-19.

Dicho acuerdo recomendaba también unas ratios de 30 en Secundaria y de 32 en Bachillerato, que, en este caso, no se mencionan en el protocolo, que indica que "los centros educativos calcularán la distancia entre los puestos de los estudiantes y el profesorado y reorganizarán los espacios de forma que se cuente con una separación de al menos 1,5 metros entre personas, lo que supone una ocupación de espacio de 2,25 metros cuadrados por alumno".

"En estos casos, por lo tanto, serán las dimensiones de las aulas las que marquen el número total de alumnos que deben albergar", indica.

Por su parte, en Formación Profesional, con la premisa de evitar la movilidad del alumnado, se establecerán en el centro educativo zonas por familias profesionales incluyendo aulas, talleres y laboratorios.

Estas medidas, junto con otras ya dadas a conocer por la Consejería como el uso obligatorio de mascarillas desde primero de Primaria y recomendable desde Infantil, se refieren a un escenario presencial.

ENSEÑANZA MIXTA

El protocolo contempla también un segundo escenario que, por la evolución de la pandemia, obligaría a reducir el número de alumnos por aula y, en consecuencia, a establecer una docencia mixta, presencial y no presencial.

En este marco, el protocolo señala que se priorizará la actividad presencial del alumnado de las etapas de Infantil, Primaria y Segundo de Bachillerato. Dentro de la ESO, la prioridad es primero, segundo, tercero y cuarto.

En caso de tener que establecer una división de los alumnos de cada grupo para que alternen docencia presencial y no presencial, se priorizará la actividad presencial para el alumnado más vulnerable.

Y se favorecerá que el alumnado que esté en modalidad on-line pueda seguir al mismo tiempo que sus compañeros la clase que se está desarrollando de manera presencial en el aula.

"Es decir, que el docente, en su aula, imparta la clase, que será seguida, simultáneamente, de forma presencial y on-line por todo el alumnado", indica el protocolo.

Habrá transporte escolar pero se valorará la suspensión temporal del servicio de comedor.

TERCER ESCENARIO

Este escenario supondría una nueva suspensión de la docencia presencial.

Como norma general, se recomienda el establecimiento de unos horarios de conexión telemática del alumnado para mantener las rutinas y continuidad de la actividad educativa lo más similares posible al horario habitual del centro y siguiendo el calendario escolar aprobado.

Para este escenario será necesario tener establecidas con antelación las vías de comunicación con el alumnado y garantizar que todos cuentan con el equipo y las conexiones necesarias.

Este escenario de docencia no presencial supondría, en consecuencia, la suspensión de los servicios complementarios de transporte y comedor si bien la Consejería establecería un servicio sustitutivo de este último para atender al alumnado más vulnerable.

MEDIDAS ORGANIZATIVAS

Por lo que se refiere a las medidas generales de carácter organizativo, se recomienda escalonar el comienzo y el final de la jornada escolar; mantener un acceso y salida del centro ordenados y, si fuera preciso, escalonados; reducir al mínimo los desplazamientos de grupos de alumnos por el centro; y evitar asambleas o reuniones multitudinarias.

En cuanto al horario, centros podrán proponer una distribución del horario lectivo diferente al establecido con anterioridad y solicitar una autorización excepcional para el cambio de jornada (de partida a continua).

También podrán establecer turnos de mañana y tarde, siempre con la premisa de que los turnos de tarde habrán de reservarse para los alumnos de mayor edad y, en ningún caso, para el alumnado de Educación Infantil, Educación Primaria y primero y segundo de la ESO.

Además, se podrán planear diferentes agrupamientos del alumnado (aulas mixtas, agrupamientos de niveles...) y también será una opción el agrupamiento de las asignaturas en grandes ámbitos: uno científico-tecnológico y otro lingüístico-social, que permita una organización flexible de los centros y del personal docente para cubrir las necesidades del alumnado.

En Educación Primaria y ESO se realizarán actividades de refuerzo educativo complementario (PREC), y se incluirá en estos grupos al alumnado que, por la situación especial vivida durante el curso 2019-2020, ha quedado en desventaja.

Por otra parte, el tiempo de recreo se escalonará a lo largo de la jornada lectiva, no habrá contacto entre los grupos en el patio y están prohibidos los juegos de contacto y de pelota o aquellos que impliquenintercambios de objetos.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

El protocolo educativo para el próximo curso establece grupos de 25 alumnos máximo en...
Comentarios