miércoles. 07.12.2022

La primavera, que comenzará este viernes 20 a la 4.50 horas, será probablemente más cálida y menos lluviosa de lo habitual en Cantabria, según las previsiones que ha dado a conocer hoy la Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AMET).

En concreto, entre abril y junio, la AEMET indica que hay una mayor probabilidad de que la temperatura media sea superior en toda España a la media registrada entre 1981 y 2010, así como de que llueva menos en el tercio norte, principalmente en Galicia y Asturias.

En lo que va de mes en todo el país, la temperatura ha estado 1,5 grados por encima de la media para el periodo del 1 al 15 de marzo, y las precipitaciones acumuladas han sido superiores a los valores normales. En concreto, han sido abundantes en gran parte de la mitad norte peninsular pero no han alcanzado ni la mitad de los valores normales en todo el litoral mediterráneo, Canarias y en extensas áreas de Andalucía, Extremadura y Baleares.

EL TERCER INVIERNO MÁS CALUROSO

Por lo que se refiere al invierno en Cantabria, ha sido el tercero más caluroso desde 1961, es decir, en los últimos 59 años, con una media de 1,8 grados por encima de lo normal, lo que convierte la estación en muy cálida.

También ha sido el séptimo invierno más seco desde 1961, al registrarse un 84% de la precipitación media.

Por meses, diciembre fue en esta comunidad un mes cálido y húmedo; enero, cálido y muy seco; y febrero, muy cálido y muy seco.

De hecho, según la AEMET, febrero, con una temperatura media regional tres grados superior a la normal, ha marcado el carácter térmico del invierno, que ha resultado muy cálido.

Así, las temperaturas alcanzadas los primeros días de febrero fueron efemérides meteorológicas en muchas estaciones, como en Santander, donde se registraron 26,5 grados; en el aeropuerto Seve Ballesteros, con 27,8 grados; o en Terán, donde se alcanzaron los 28,5 grados.

Mientras, la precipitación recogida en diciembre de 2019 (que resultó húmedo) compensó en parte la escasez pluviométrica de los meses de enero yfebrero, ambos muy secos, con lo que el trimestre resulto seco o muyseco con carácter general.

Con todo, el año hidrológico actual (precipitación recogida desde el pasado octubre hasta septiembre) conserva un superávit del 44%.

En invierno, la insolación en Cantabria ha estado en torno a un 20% por encima de lo normal, apenas se han producido tormentas, y el viento ha soplado menos de lo esperado pese a episodios de viento intenso, en especial en diciembre, al paso de la borrasca Fabien, que dejó rachas de 136 kilómetros por hora en Alto Campoo.

La primavera será más cálida y menos lluviosa en Cantabria
Comentarios