martes 14.07.2020

El Defensor del Paciente pide investigar el caso de una nonagenaria que se contagió de COVID19 tras haber estado ingresada en Valdecilla

UCI de Valdecilla
UCI de Valdecilla

El Defensor del Paciente ha pedido a la fiscal superior de Cantabria, María Pilar Jiménez, que investigue el caso de una anciana de 91 años, usuaria de una residencia de mayores de Astillero, que, supuestamente, se contagió de coronavirus tras haber sido ingresada en Valdecilla por retención de líquidos en una planta con casos "sospechosos" de COVID-19.

En su escrito a la fiscal, la presidenta de la Asociación el Defensor del Paciente incluye el relato de hechos que expone el yerno de la anciana y pide abrir una investigación por si hay delito.

Siempre según el relato del denunciante, se indica que la anciana, que vive junto a su esposo en una residencia de Astillero en la que, según señala no hay casos de COVID19, ingresó el 19 de abril en Valdecilla tras encontrarse mal.

Al parecer, la mujer presentaba retención de líquidos, como consecuencia de las "múltiples complicaciones" que padece. Según se expone, en el hospital se le realizó la prueba del COVID-19, que dio negativo.

Pese a ello --señala el denunciante-- la mujer fue ingresada en la octava planta de la Torre A de Valdecilla, en la cual, supuestamente al menos había casos "sospechosos".

"En esta planta, que conozcamos, al menos había dos sospechosos de tener la enfermedad y en la puerta de la habitación así lo indicaba", narra el denunciante.

Cuatro días depués de ingresar, la mujer regresó el 23 de abril a la residencia pero 4 días más tarde, tras sufrir un empeoramiento, tuvo que volver a Valdecilla, donde esta vez sí dio positivo por COVID, tras lo que fue aislada en la séptima planta.

El 7 de mayo la mujer dio negativo en la prueba del COVID y, según se expone, se le decide trasladar a la residencia de Meruelo, donde queda ingresada esa noche. Al día siguiente, ayer 8 de mayo, avisan a la familia que la ancina ha "empeorado mucho" y que "delira", tras lo que es trasladada al hospital de Laredo.

Según el denunciante, esa misma noche de quedar ingresada en Laredo informan a la familia de que "no pueden hacer más" por la mujer y le comunican la intención de llevar a la anciana de vuelta a su residencia en Astillero.

Sin embargo, poco después informan a la familia de que la anciana permanecerá en el hospital.

Desde el Defensor del Paciente se señala que, según el relato hecho por el yerno de la anciana, la paciente "ha estado expuesta sin necesidad" y "no han puesto las medidas de protección" para evitar el contagio, además de ser tratada "como una maleta, de aquí para allá".

Por ello, pide una investigación de la situación y la depuración de responsabilidades a que diera lugar algo "tan esperpéntico" como lo supuestamente ocurrido.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

El Defensor del Paciente pide investigar el caso de una nonagenaria que se contagió de...
Comentarios