sábado. 26.11.2022

El Parlamento de Cantabria ha aprobado en el Pleno de este lunes, con el apoyo de todos los grupos salvo Vox, una moción del PP que insta al Gobierno regional a constituir y poner en funcionamiento el Consejo Económico y Social (CES) en el plazo máximo de seis meses.

Esta iniciativa sucede a una interpelación sobre este asunto en la sesión plenaria anterior de los 'populares' a la consejera de Presidencia, Paula Fernández, que planteó la posibilidad de retomar este Consejo a través de la ley de participación ciudadana que tramita en la actualidad el Ejecutivo.

Así, desde los grupos que sustentan al Gobierno, PRC y PSOE, las portavoces Rosa Díaz y Noelia Cobo han remitido a las palabras de la consejera el lunes pasado y, ante las críticas del PP por el "retraso" en la puesta en marcha del CES -regido por una ley que se publicó en diciembre de 2018 y con entrada en vigor prevista en julio de 2019, mediante un decreto que recurrieron CCOO y UGT-, han asegurado que "si no se ha constituido no es por falta de voluntad del Gobierno", sino por razones "de calado".

Te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

Fernández explicó la semana pasada que CCOO y UGT estaban en contra del número de participantes de USO -dos, con los que entendían que estaba "sobrerrepresentado"- y su oposición llevó al bipartito PRC-PSOE a suspender el verano pasado nombramiento de los miembros de este órgano consultivo, a lo que se sumó también el año pasado la irrupción de la pandemia del coronavirus.

Por ello, aunque regionalistas y socialistas han apoyado la moción al considerar "deseable agilizar el proceso" siempre que se pueda, han remarcado el trabajo que está realizando la Consejería para "limar asperezas" y "tender puentes" que el CES no nazca con "malestar" o "discordia" entre sus miembros.

También han incidido en que el Consejo "no cuesta un duro" porque está integrado en el presupuesto de la Consejería y la intención es que sea "lo más austero posible" y tenga una representación "plural" y "representativa".

"No queremos un órgano como el que se suprimió" en 2012 por parte de los 'populares', ha sentenciado Díaz, recordando que el CES se eliminó en su momento por los "despilfarros" que suponía. Al hilo, la regionalista ha criticado que al PP le "falta paciencia" a la hora de pedir la creación de este órgano cuando durante su Gobierno "le faltaba voluntad", ya que podría haber creado "un CES a su gusto", por lo que ha opinado que "no les importa" y solo lo usan como "arma arrojadiza" contra el Ejecutivo.

En respuesta, la 'popular' Isabel Urrutia ha dicho que la paciencia "la perdieron hace mucho" y se ha mostrado contraria a retrasar la puesta en funcionamiento del nuevo CES hasta tener aprobada la futura ley de participación ciudadana como anunció Fernández, puesto que lo demoraría "más allá del segundo semestre del año 2022".

"La consecuencia es clara: otra legislatura más sin CES", ha criticado tras recordar que PRC y PSOE decían que "ningún Gobierno podía prescindir de él" y justificar que el PP no volvió a ponerlo en marcha tras su supresión porque "la situación económica era totalmente distinta".

Desde Ciudadanos (Cs) Diego Marañón ha considerado que el plazo de seis meses que recoge la iniciativa es "más que razonable" para arrancar el CES y ha pedido evitar que se repitan los "vicios" del anterior" y que sea un órgano "plural", que represente a la ciudadanía y donde "todos puedan ser escuchados.

Por su parte, Vox ha reiterado su postura "siempre contraria" a este órgano que considera "innecesario" y que solo sirve para "colocar a amigos" y "pagar prebendas". "No quitaremos ni un solo euro a los ciudadanos para alimentar el bienestar de los políticos y denunciaremos todos los chiringuitos", ha sentenciado Armando Blanco, que ha apostado también por eliminar instituciones como el Parlamento.

Todos los otros grupos han recriminado este posicionamiento instando a Blanco a que renuncie a su salario como diputado regional si no cree en la labor de la Cámara.

PARQUES EÓLICOS

Este enfrentamiento entre Vox y el resto de partidos se ha mantenido en el siguiente punto del día, una moción en la que el partido pedía reprobar al Gobierno por mantener la tramitación de expedientes para la instalación de parques eólicos en los Valles Pasiegos y la zona de Trasmiera, después de "hacer creer" a los cántabros que se consideraban zonas de exclusión, como así se aprobó en una iniciativa parlamentaria el 3 de mayo, y que reclamaba también no continuar con la tramitación de ningún proyecto que afecte a zonas calificadas como sensibles por su valor ambiental.

Ningún partido ha apoyado esta moción porque han considerado que lo que pide "no tiene sentido" y "no se puede hacer" desde el punto de vista jurídico porque "no se pueden paralizar caprichosamente las tramitaciones". Incluso desde la oposición, PP y Cs han opinado que es "populista" y que hay "infinidad de motivos" para reprobar el Gobierno, pero no éste.

Además, todos los grupos se han posicionado a favor de las energías renovables y han apostado por implantarlas "dentro de un orden" y dejando actuar a las administraciones y a la Justicia.

Así, PRC y PSOE han defendido que la legislación cántabra es "enormemente garantista" y han asegurado que el futuro Plan de Ordenación Territorial (PROT) y Plenercan recogerán esas zonas de exclusión eólica en territorios como los Valles Pasiegos y Trasmiera.

Sin embargo, Vox ha acusado al Gobierno de "engañar" a los cántabros y hacer una "labor de trileros" y agilizar la tramitación de los parques para que salgan adelante antes de que se aprueben esas zonas de exclusión.

ESPECIALIDAD DE MEDICINA DE URGENCIAS

Tampoco ha salido adelante en la sesión de hoy una proposición no de ley de Cs que instaba al Gobierno de España a la creación de la nueva especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, "con tramitación preferente e independiente a la que corresponda a un nuevo decreto de formación sanitaria especializada".

Auque todos los grupos de la Cámara, tanto los que sustentan al Gobierno regional (PRC y PSOE) como la oposición (PP, Cs y Vox), se han mostrado a favor de la creación de dicha especialidad médica --que en España ya existe desde 2016 en el ámbito militar pero no en el sistema sanitario público-- la iniciativa no ha salido adelante al no aceptar el partido naranja una enmienda presentada por los regionalistas y socialistas relativa al procedimiento a seguir para aprobar dicha especialidad.

Y es que los socialistas y regionalistas han asegurado que están de acuerdo "en el fondo" de lo que propone Cs, esto es crear la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, pero ve "problemas" en la "forma".

PSOE y PRC creen que hacerlo como propone Cs --con una tramitación "preferente e independiente a la que corresponda a un nuevo decreto de formación sanitaria especializada"--, puede hacer que acabe siendo tumbado por el Tribunal Supremo, como, según ha indicado, ya ocurrió en una anterior ocasión, según ha recordado la socialista Paz de la Cuesta, que ha alertado que ello haría regresar "a la casilla de salida".

Por ello, PRC y PSOE habían presentado una enmienda de modificación a la iniciativa de Cs, en la que, en lugar de esta tramitación independiente, instaban al Gobierno a "acelerar los trabajos para culminar lo antes posible la entrada en vigor del Real Decreto que regule la formación transversal en las especialidades en Ciencias de la Salud, las áreas de capacitación específcuca y el procedimiento de reación de los títulos de especialistas en Ciencia de la Salud".

Y conforme a ese RD se pedía iniciar de inmediato el proceso de regulación de la formación en esta especialidad. Cs no ha admitido la enmienda, con lo que PRC y PSOE han votado en contra, haciendo decaer la iniciativa.

El Parlamento insta al Gobierno a aprobar el CES en un plazo de seis meses
Comentarios