jueves. 26.01.2023

Más de medio centenar de plazas de la Oferta de Empleo Público (OEP) para personal funcionario que se ejecutará este año están reservadas a personas con discapacidad intelectual y física, una iniciativa que trata de garantizar su acceso al trabajo en el entorno de la Administración pública autonómica.

Esta medida ha sido una de las principales cuestiones que han abordado este miércoles la consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, y la presidenta de la Fundación Síndrome de Down, Elisa Irureta, en un encuentro al que también ha asistido, Carlos de Pablo, vocal del patronato de la entidad, y del que informa el Gobierno.

Ambos han valorado la iniciativa del Ejecutivo cántabro por "dar un paso más e incorporar a las personas con discapacidad intelectual en la Administración Autonómica.

Tras recordar que Cantabria está integrada en un plan nacional para la plena inclusión, la consejera de Presidencia ha señalado que los funcionarios con discapacidad intelectual que se han incorporado en las primeras oposiciones adaptadas en el Gobierno regional están haciendo una labor "ejemplar" y han demostrado que "son plenamente capaces" para realizar su trabajo.

Para la consecución de este objetivo, ha destacado el apoyo que prestan entidades como la Fundación Síndrome de Down, con el fin de adaptar las pruebas selectivas a sus necesidades especiales.

El Gobierno cántabro y la Fundación han estudiado abrir nuevas vías de colaboración para facilitar la integración laboral de las personas con síndrome de Down que formen parte de las bolsas de empleo y las sustituciones que afectan a este personal.

Desde la Consejería de Presidencia "hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para ofrecer una opción viable y real a las personas con discapacidad", ha declarado Fernández Viaña, quien ha añadido que en la ejecución de la oferta de empleo público de este año se mantendrá la adaptación de los materiales, textos y pruebas para facilitar la incorporación del colectivo.

Por otro lado, durante este encuentro se ha repasado la actividad de apoyo que desempeña la Fundación a las 22 personas con síndrome de Down que actualmente trabajan en el Gobierno cántabro y en empresas privadas regionales.

Según ha explicado Elisa Irureta, la Fundación atiende las necesidades de las personas con síndrome de Down desde el nacimiento hasta la integración efectiva en el puesto de trabajo, con un apoyo especializado en la etapa escolar y durante su formación sociolaboral.

Más de medio centenar de plazas de la oferta de empleo pública son para personas con...
Comentarios