domingo 25/10/20

El fiscal solicita tres años para un hombre que se quedó con 150.000 euros de una empresa

Juzgados
Juzgados

El Ministerio Fiscal ha pedido tres años de prisión para un hombre que se ofreció a gestionar una financiación a una empresa y se quedó con 150.000 euros que la compañía abonó en concepto de depósito, hechos por los que será juzgado el jueves, 22 de octubre, a partir de las 10.00 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Según explica la Fiscalía en su escrito de calificación, el acusado, que "había mantenido anteriormente relaciones profesionales con la entidad mercantil y conocedor de que buscaban financiación, actuando con intención de obtener un ilícito enriquecimiento, de forma falsaria y mendaz les ofreció gestionar la obtención de la financiación".

Así, les indicó que conocía un grupo inversor que les otorgaría un préstamo de hasta doce millones de euros, para lo que se exigía un depósito del uno por ciento de la cantidad total.

La mercantil accedió a la operación y realizó el pago del 1 por ciento en dos transferencias de 60.000 euros cada una.

Posteriormente, el acusado informó a la empresa de que el grupo inversor accedía a ampliar el préstamo a quince millones de euros, por lo que ésta realizó una nueva transferencia de 30.000 euros.

Según la Fiscalía, el acusado "desde el principio lo único que trataba es obtener un ilícito enriquecimiento apoderándose de la cantidad total ingresada en las cuentas de sus empresas".

Para el Ministerio Público, esa intención "resultó patente" el día en que el acusado debía tener preparado un cheque con la cantidad correspondiente al 1% por ciento de la operación para ser entregado al grupo inversor y formalizar así el reconocimiento de deuda.

En esa fecha, el acusado emitió un cheque por importe de 99.999 euros en lugar de los 150.000 euros acordados, cheque que resultó impagado.

Esta circunstancia generó unos gastos para la mercantil que buscaban la financiación de 5.125 euros, ya que realizó una transferencia por el citado importe de 99.999 euros con el fin de salvar la operación, si bien ésta no se formalizó.

El acusado, señala la Fiscalía, "no ha devuelto la cantidad ingresada en sus cuentas bancarias, ni ha acreditado el destino dado a las misma".

Por todo ello, ha pedido para él tres años de prisión y multa de 4.050 euros al considerarle autor de un delito de estafa agravado.

Como responsable civil directo, entiende el Ministerio Público que debe indemnizar a la mercantil en 155.125 euros, importe que responde a los 150.000 euros transferidos en concepto de depósito y a los 5.125 euros de gastos de la transferencia realizada para tratar de salvar la operación.

El fiscal solicita tres años para un hombre que se quedó con 150.000 euros de una empresa
Comentarios