jueves 21/1/21

Un estudio revela que las primeras sociedades campesinas de Cantabria no consumían alimentos marinos

Una investigación del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) y del grupo EvoAdapta de laUniversidad de Cantabria (UC), en colaboración con una investigadora de la Universidad Internacional Isabel I de Castilla, ha revelado que los habitantes del Neolítico y el Calcolítico en Cantabria no consumían alimentos de origen marino, al menos en la cantidad "suficiente" como para dejar su huella isotópica, a pesar de la cercanía de los yacimientos a la costa.

Según ha informado el IIIPC, en el estudio se ha realizado una aproximación multidisciplinar, que, utilizando dataciones de radiocarbono, análisis bioarqueológicos e isótopos estables, ha permitido conocer aspectos de la vida y de la muerte de las primeras sociedades campesinas de la región, a partir de restos humanos custodiados en el Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria (MUPAC) y procedentes de las cuevas de Los Avellanos I y II (en Alfoz de Lloredo), que se utilizaron como lugares funerarios durante el Neolítico Final y el Calcolítico.

En concreto, el estudio, publicado en la científica Journal of Archaeological Science, señala que los humanos enterrados en estas cuevas tenían una dieta "sobre todo" de origen terrestre, con consumo de plantas (cereales) y proteínas de origen animal (carne y posiblemente productos lácteos). "Los análisis de isótopos estables de carbono y nitrógeno indican que no consumían alimentos de origen marino", señala.

Por otro lado, también apunta un "cierto grado de movilidad a distancia" de estas poblaciones dado que un grupo "mayoritario" de individuos de ambas cuevas muestra valores de isótopos de azufre "coherentes" con las condiciones ambientales locales pero las cifras de tres de ellos son típicas de haber permanecido largos períodos tierra adentro, probablemente en zonas como la meseta castellana.

En este sentido, los análisis de ADN de dos de estos individuos se encuentran en proceso y los investigadores esperan que los resultados sean un instrumento "clave" para aclarar las dinámicas de población y los movimientos en la región durante esa época de la Prehistoria.

Además, los estudios bioarqueológicos "sugieren" que se enterraron tanto hombres como mujeres, con representación de jóvenes y adultos de diversas edades, y los conjuntos de ambas cuevas muestran una mala conservación de los restos, así como los efectos de distintos procesos de alteración posteriores a su depósito.

Esta investigación, financiada por el Ministerio de Economía y el Banco Santander, ayuda a comprender "mejor" la aparición y desarrollo de las primeras sociedades campesinas en el norte peninsular y demuestra que integrar diferentes técnicas analíticas permite estudiar e interpretar depósitos funerarios en cuevas procedentes de antiguas excavaciones y conservados en museos.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

- +INFO: En la portada de nuestra web encontrarás todas las noticias del día. www.ifomo.es

Un estudio revela que las primeras sociedades campesinas de Cantabria no consumían...
Comentarios