jueves 19/5/22

Las proximidades de la sierra de El Escudo, parte del valle de Soba y de las comarcas del Besaya y Campoo son las áreas en las que el Gobierno de Cantabria podría permitir construir parques eólicos.

Y es que estas han sido, principalmente, las zonas que han quedado fuera del mapa de exclusión eólica que ha presentado este martes el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa (PRC), en el que en torno a un 94% del territorio de Cantabria queda fuera de la posibilidad de acoger parques eólicos y otro 3% se consideran zonas condicionadas que, finalmente, podrían quedar excluidas o no.

Para presentar este mapa el consejero ha comparecido a petición propia en comisión parlamentaria y, posteriormente, ha convocado una rueda de prensa a las 14.30 en el Hotel Bahía de Santander.

El consejero ha aclarado en su comparecencia que este mapa no supone "un cheque en blanco" para desarrollar cualquier parque eólico en las zonas no excluidas, sino que cada proyecto que se quiera instalar en estas áreas no prohibidas deberán cumplir y seguir toda la tramitación ambiental y urbanística.

Gochicoa ha confiado en que, con las zonas no excluidas, Cantabria podría albergar parques eólicos que le permitirían llegar o acercarse a los 700 MW de potencia eólica que plantea como objetivo el plan de sostenibilidad energética.

El consejero ha aclarado que estas zonas no prohibidas se localizarían prácticamente en El Escudo; en Soba --donde se ubica el único parque eólico que hay en Cantabria--; en zonas altas del Besaya y en algunas áreas al sur del pantano del Ebro, en Campoo.

A las puertas del Parlamento se han concentrado, con motivo de esta presentación del mapa de exclusión eólica, representantes de colectivos que se oponen a los parques eólicos.

El 94% de la región será zona de exclusión eólica
Comentarios