domingo 12.07.2020

Gobierno y oposición reivindican la flexibilidad de los ERTE en turismo

Gobierno y oposición reivindican la flexibilidad de los ERTE en turismo

Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) y oposición han coincidido hoy en la necesidad de flexibilizar la aplicación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el sector turístico, que es uno de los principales motores de la economía regional y uno de los que se verán más afectados por la crisis del coronavirus.

Tanto la Consejería de Turismo (PRC) con los representantes de todos los grupos parlamentarios han reconocido que el sector está hoy dañado por la doble incertidumbre sanitaria y económica, y que necesita un apoyo que "supera, con mucho", el que pueden prestarle las comunidades autónomas.

En este momento de "incertidumbre" ante la desescalada anunciada por el Gobierno central, la consejera de Turismo, Marina Lombó, ha reclamado "medidas de apoyo claras, protocolos de seguridad, coordinación entre la apertura y la movilidad, y flexibilidad de los ERTES".

Una reivindicación del sector, esta última, que la Consejería apoya "totalmente" porque abrir hoteles sin libre movilidad y abrir restauración sólo un 30 por ciento del aforo en terrazas "no es sostenible con toda la plantilla de alta", ha subrayado Lombó durante su comparecencia en el Parlamento regional para informar sobre la crisis del Covid-19 en su departamento.

En cuanto a la reivindicación sanitaria, Lombó ha avanzado que el 3 de mayo, el grupo de trabajo en el que están el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y algunas comunidades autónomas como Cantabria --por Cantur-- presentará al Ministerio de Sanidad un primer trabajo de aproximación del sector sobre los protocolos de seguridad para la vuelta a la normalidad en el sector.

La consejera ha asegurado que su departamento está haciendo "todo lo que está en su mano" aún sabiendo que son necesarios más fondos estatales y europeos. Y se ha mostrado "esperanzada" en la labor de la ministra de Turismo, Reyes Maroto, quien está poniendo "toda la carne en el asador" para conseguir el apoyo europeo.

La consejera ha asegurado que Cantabria tiene "todo dispuesto para actuar en cuanto se dé el pistoletazo de salida", y se ha mostrado "moderadamente optimista", dentro del "difícil escenario" que se plantea, por las particularidades de Cantabria, sus espacios naturales, la dispersión de su población y la menor incidencia de la pandemia.

Pero ha advertido de la "realidad clara" de que "será muy, muy difícil que lleguen a España próximamente turistas internacionales". Así, el objetivo para este verano tiene tres fases: una primera dirigida a los cántabros; una segunda, a los residentes en provincias limítrofes; y la tercera, el conjunto de España. Y todas ellas "dejando claro que hemos de garantizar la seguridad".

Lombó ha recordado el Plan de Despegue para el sector turístico realizado por el Gobierno de Cantabria y dotado con 8,3 millones de euros. El plan contempla dos fases, una inmediata, dotada con dos millones, para ayudar al sector a paliar las pérdidas que conlleva la paralización de la movilidad con ayudas de 300 euros las más bajas; y una segunda, pensada para ayudar a su reactivación.

Cuando se recupere la normalidad comenzará una campaña en las instalaciones dependientes de CANTUR, que estarán abiertas para el público en general en la medida que se vaya avanzando en la desescalada. Al hilo, la consejera ha dicho que no se puede mantener el aforo reducido de Cabárceno de 10.000 a 800 personas, y que Cantabria "reivindicará" tanto en el caso del parque como del teleférico de Fuente Dé y los campos de golf.

Precisamente la campaña contempla en su inicio que el acceso a Cabárceno, el teleférico de Fuente Dé y las cuevas de Soplao sea gratuito para quienes duerman en alojamientos, consuman en establecimientos cántabros y reserven sus viajes con agencias de viajes cántabras.

Tanto Vox como el PP han pedido que las instalaciones de esta sociedad regional no dejen de ingresar dinero. La cuantía total disponible para esta primera actuación de entrada gratuita es de 3,5 millones de euros.

Pasado este mes, se promoverán las vistas de otras comunidades autónomas con una campaña de turismo familiar a través de la oferta de 'Niños gratis'. Hasta los doce años, entrarán también gratuitamente en las instalaciones dependientes de la Consejería entre el 15 de julio y el 15 de septiembre.

A partir de ese momento, el objetivo será el turismo de más de 65 años que podrá acceder, desde mediados de septiembre, con un descuento del 50 por ciento en la segunda persona.

En total, la Consejería destinará 5,5 millones a todas estas actuaciones para incentivar el turismo.

Lombó también ha señalado que se invertirán 800.000 euros en apoyar al sector con campañas de promoción y marketing específicas, en su momento en el mercado internacional y en colaboración con las compañías aéreas.

La consejera ha asegurado que el plan de choque contará con el apoyo de la Federación de Municipios de Cantabria. "Es el momento de que todas las administraciones de Cantabria trabajen juntas en beneficio del sector turístico", ha instado.

Lombó también ha puesto en valor la importancia de la marca España Verde en el momento actual y ha confiado en que no quede "perjudicada" frente a otras acciones promocionales.

Por su parte, tanto PP como Vox han criticado el plan de desescalada del Gobierno central en relación al sector turístico, que supone "la vida o la muerte" de la comunidad autónoma por su importancia económica para la comunidad.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

Gobierno y oposición reivindican la flexibilidad de los ERTE en turismo
Comentarios