Sanidad prevé vacunar a 2.000 personas diarias y cerrar la semana habiendo usado ya el 60% de dosis

Primeras vacunas contra el Covid llegadas a Cantabria

Sanidad prevé vacunar a partir de "los próximos días" en torno a 2.000 personas diarias y tiene el objetivo de cerrar esta semana habiendo administrado al terminar el domingo el 60 por ciento de las dosis que Cantabria tiene disponibles actualmente.

Así lo ha dicho hoy en declaraciones a RNE el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, que ha indicado que esta semana ya "hemos cogido velocidad" y que este mismo jueves está previsto vacunar a casi 1.500 personas.

Además, Rodríguez ha indicado que la intención es vacunar con medios propios públicos y ha descartado por el momento la oferta de los sanitarios militares realizada por a ministra de Defensa, Margarita Robles.

"Apostamos por que la vacunación se haga con nuestro personal" y en los centros de salud cuando la campaña termine en las residencias y se abra a toda la población, "como hemos hecho en la vacunación de la gripe", ha dicho el consejero, que ha destacado que Sanidad ha "mantenido todos los contratos que había hecho de personal para afrontar esta estrategia".

"De momento con las dosis que esperamos recibir lo vamos a afrontar con nuestro propio personal", ha insistido.

- Súmate: Si nos sigues en Telegram te llevamos a tu móvil la información más importante de cada día de forma sencilla y gratuita. Puedes hacerlo clicando aquí.

COORDINACIÓN "NULA" CON RESIDENCIAS

Por otro lado, y también en declaraciones a RNE, el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia en Cantabria, Rubén Otero, ha lamentado que Sanidad "no se ha puesto en contacto" con las residencias para informar del calendario y del proceso de vacunación.

Esto, a su juicio, "vuelve a dejar claro" que la coordinación de la Consejería con los centros residenciales es "totalmente nula". "No sabemos nada del proceso", ha asegurado.

Y tras terminar las fiestas navideñas ha indicado que durante este periodo se ha marchado a casa "muy poca gente", solo en torno a un 3 por ciento de los usuarios.

Según el presidente de la patronal de residencias, este año "la gente ha respetado" y ha preferido quedarse y "no arriesgare a traer un positivo", que supondría tener que quedarse aislados en sus habitaciones tras volver a su centro después de pasar la Navidad con sus familiares.

A los que sí han salido -que tenían que permanecer como mínimo una semana en su domicilio, según el protocolo marcado-, se les realiza la prueba al volver y por el momento "están dando negativo" y no está habiendo "ningún problema", ha indicado Otero.

Comentarios