martes 26.05.2020

Cantabria promueve un proyecto pionero para la detección precoz del cáncer mediante el olfato de perros

Cantabria promueve un proyecto pionero para la detección precoz del cáncer mediante el olfato de perros

Cantabria está desarrollando un proyecto pionero a nivel mundial para la detección precoz de distintos tipos de cánceres mediante el olfato de perros.

Para esta iniciativa, denominada 'Biodogtor', se han seleccionado quince canes de un total de 140, que realizarán las pruebas en unas instalaciones habilitadas al efecto en la localidad de Orejo, en Marina de Cudeyo, a partir del próximo marzo.

Esta actuación, desarrollada por la asociación sin ánimo de lucro del mismo nombre en colaboración con el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Valdecilla (IDIVAL), espera obtener dentro de seis meses los primeros resultados para determinar la viabilidad del proyecto.

Así lo han trasladado el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, y el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, durante su visita al antiguo ferial de la localidad donde se está trabajando en el proceso de selección de los perros que definitivamente formarán parte de 'Biodogtor', desarrollado por Nuria González y José Luis García, ambos expertos caninos de la Policía Nacional.

El objetivo de este proyecto se centra en la detección del cáncer en sus primeros estadios aprovechando para ello la capacidad olfativa de los canes. Este diagnóstico precoz se llevaría a cabo de una forma "más ágil y menos invasiva" para el paciente que las pruebas convencionales existentes en la actualidad.

La complejidad y dificultad del proyecto recae en el diseño de una metodología que permita incluir a cualquier perro y en propio el adiestramiento de los animales, que son mascotas que cualquiera puede tener en su casa.

Sobre el papel de Valdecilla y del IDIVAL, el vicepresidente regional ha señalado que es "fundamental" y que se dirige a dotar de base científica al proyecto mediante el suministro de las muestras que permitirán entrenar la capacidad olfativa de los perros en la detección del cáncer.

En este sentido, ha expresado su deseo de que esta ambiciosa iniciativa sea un éxito para que permita diagnosticar el mayor número de cánceres en fases iniciales.

En la visita también han estado presentes el director de gestión del IDIVAL, Galo Peralta; el jefe del Servicio de Oncología del Valdecilla, el doctor Fernando Rivera; el oncólogo del hospital, Ignacio Durán; el alcalde de Marina de Cudeyo, Pedro Pérez, y la pedánea de Orejo, Emi Pérez.

CÁNCER DE COLON Y PULMÓN

El doctor Fernando Rivera ha valorado esta iniciativa como "un proyecto con una utilidad potencial enorme para la sociedad". Se trata de buscar una herramienta que ayude a luchar contra el cáncer, citando la prevención y el diagnóstico precoz como principales medidas para lograrlo.

Inicialmente este proyecto se aplicará en la detección de cáncer de colon y pulmón, estando previsto abrir otra vía de actuación en relación con el cáncer de vejiga.

Aunque ha reconocido que de cada cienc cánceres actualmente se curan unos 60, el oncólogo ha asegurado que su detección en estadios iniciales permitiría incrementar este porcentaje de forma importante.

"Queremos estandarizar un método para adiestrar a perros para que a través del olor de muestras de aliento puedan identificar y reconocer el cáncer por la composición química de esta enfermedad", ha indicado, para agregar que a través de estas muestras pretenden lograr que el perro sea capaz de determinar si una persona tiene cáncer o no.

Si este proceso tiene éxito, el siguiente paso sería comprobar el grado de eficacia de esta detección, combinando a los canes muestras de paciente con cáncer con otras de personas que padecen otras enfermedades.

Y si el resultado es positivo, el doctor Rivera ha señalado que el objetivo final es integrar esta prueba de diagnóstico en las campañas de cribado. Tras apuntar que todavía se está en la etapa de adiestramiento de los perros, ha mostrado su optimismo con este proyecto.

PROCESO DE SELECCIÓN

Nuria González ha comentado que el proyecto 'Biodogtor' es una iniciativa gestada en 2018 por guías caninos de perros detectores para aprovechar la capacidad olfativa de los mismos en el ámbito sanitario, tal y como ya se viene haciendo en materia de detección de drogas, explosivos o en la búsqueda de supervivientes en catástrofes.

Actualmente el proyecto se encuentra en fase de selección de los perros que presenten unas mayores cualidades para el adiestramiento olfativo. De un total de 140 perros que inicialmente han formado parte de esta iniciativa, se ha hecho una selección de 35 perros, de los que saldrán los quince definitivos que participarán en el proyecto.

De estos quince perros, cinco serán adiestrados para detectar el cáncer de colon, otros tantos el de pulmón y los restantes permanecerán de reserva, ha apuntado José Luis García.

Se trata de mascotas que viven en domicilios particulares. "Los recogemos por la mañana, trabajamos con ellos y los devolvemos a las familias", han señalado ambos expertos caninos, que han coincidido en señalar que cualquier perro con unas buenas cualidades y el entrenamiento adecuado puede ser capaz de detectar el cáncer.

Cantabria promueve un proyecto pionero para la detección precoz del cáncer mediante el...
Comentarios