lunes 29/11/21

Cantabria "promueve, apoya y protege" la lactancia materna como fuente de múltiples beneficios y como derecho esencial de las mujeres y de sus bebés, y así lo recoge la normativa de lactancia materna aprobada recientemente por el Servicio Cántabro de Salud (SCS), que ya conocen todos los profesionales del sistema de salud y que ahora se pretende presentar a la población.

El documento normativo, que recoge las recomendaciones, consideraciones y elementos a tener en cuenta en los centros asistenciales en relación a la lactancia materna, es el último eslabón de varias actuaciones que ratifican el "compromiso histórico" de la Consejería de Sanidad con la lactancia.

Desde este departamento señalan que la lactancia materna es la forma natural de alimentar a los bebés desde el nacimiento y de forma exclusiva durante sus primeros seis meses de vida, aunque continúa siendo parte esencial de la alimentación hasta los dos años o hasta que la madre decida, según las necesidades del lactante.

La Consejería destaca que toda la evidencia científica corrobora las "innumerables ventajas" que presenta tanto para la salud física como emocional de madre y lactante, puesto que disminuye el riesgo de enfermedades durante la infancia y extiende sus beneficios hasta la edad adulta.

Además de proteger al bebé de enfermedades comunes a corto y largo plazo, contribuye, entre otras cosas, a reducir el riesgo de las madres de padecer cáncer y otras enfermedades. También supone un ahorro para las familias y produce un beneficio ambiental para el planeta.

Por eso, una vez informadas las mujeres durante su embarazo, se debe respetar la decisión que tomen sobre la forma de alimentar a sus pequeños, tanto si optan por amamantar como si no.

Además, centros y profesionales deben cumplir el 'Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna', un conjunto de reglas consensuadas para proteger la lactancia de prácticas comerciales poco éticas que, además, trata de evitar la publicidad y promoción de leches infantiles dirigida al público general.

Para llevar a cabo todas estas premisas, es "fundamental" la coordinación entre los diferentes niveles asistenciales y los grupos de apoyo a la lactancia, así como la formación de los profesionales para garantizar la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna en todos los ámbitos de la sociedad.

HUMANIZACIÓN DE LA ASISTENCIA AL NACIMIENTO Y LA LACTANCIA

Todas estas medidas se basan en la 'Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia' (IHAN), una estrategia para aumentar el inicio y la duración de la lactancia y contribuir a mejorar la salud de la población.

El Hospital de Laredo fue acreditado como hospital IHAN en 2007 y reacreditado en 2018. Actualmente, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla está desarrollando las actividades para conseguir la acreditación y ya ha alcanzado la fase 2D.

Además, próximamente será una realidad que la IHAN llegue a la Atención Primaria de Cantabria, ya que varios centros de salud comenzarán su andadura en este ámbito antes de que acabe el año. El objetivo marcado es que, progresivamente, los 42 centros de salud de la región se sumen a la iniciativa.

La meta del SCS es "ir mejorando poco a poco la atención que se presta a las madres de lactantes", alcanzar con ello prácticas de excelencia y apoyar a los profesionales para que cuenten con más herramientas que logren esa mejora, ha indicado Sanidad en nota de prensa.

Cantabria promueve la lactancia materna como un derecho esencial de las mujeres y sus...
Comentarios