viernes. 19.08.2022

El titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Santander ha acordado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa iniciada contra un hombre por un supuesto delito contra la salud pública, por servir alcohol en barra y permitir el consumo de marihuana en un local de la calle Cardenal Cisneros de Santander con licencia para carpintería.

Así lo ha decidido el magistrado al declararse nula la entrada y registro en el establecimiento -practicada por agentes de la Policía Local el 19 de febrero de este año sin autorización-, así como efectos, instrumentos, útiles o sustancias tóxicas aprehendidas en el lugar, perteneciente a una asociación.

La nulidad de dicha actuación, por vulneración de derechos fundamentales, obedece a la ausencia de permiso para el acceso al domicilio, y a ello se suma el hecho de que la entidad en cuestión estuviera legalmente inscrita en el Registro de Asociaciones del Gobierno de Cantabria.

"Siendo nula la aprehensión de la, por otra parte, escasa cantidad de drogaincautada, procede acordar que no resulta debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa, razona el juez en un auto", consultado por esta agencia.

La Policía de Santander denunció al responsable del establecimiento por un supuesto delito contra la salud pública, por servir alcohol en barra y permitir el consumo de marihuana. Además, no presentó licencia de apertura.

La intervención se produjo un sábado a las 19.30 horas, cuando los agentes fueron requeridos por los vecinos. Una vez en el lugar, comprobaron que la licencia era para carpintería, que había una barra donde se servía alcohol y se reproducía música sin autorización.

También se permitía fumar marihuana a varios clientes que había en el interior, infracciones todas ellas denunciadas administrativamente. Y tras una inspección más detallada, los efectivos policiales incautaron varios botes que supuestamente contenían marihuana, bolsas con hachís, diferentes semillas y varias picadoras.

Por ello, instruyeron al involucrado diligencias judiciales, en calidad de investigado no detenido, por un supuesto delito contra la salud pública, caso que ahora se ha archivado al decretarse la nulidad de la entrada y registro por hacerse sin autorización.

Archivado el caso de una carpintería que servía alcohol y permitía fumar marihuana
Comentarios