jueves. 29.09.2022

Al menos media docena de colegios de Cantabria, la mayoría de la zona centro de la región, la más afectada por las lluvias, han decidido suspender mañana viernes las clases debido a las inundaciones registradas y al estado de las carreteras.

En concreto, han comunicado ya a la Consejería de Educación esta decisión los centros de Cabezón de la Sal, Valdáliga, Potes, Mazcuerras, Los Corrales de Buelna y Cabuérniga.

En vista de la situación provocada por las abundantes lluvias caídas en la región en las últimas horas, la Consejería ha dejado a la elección de los centros, en función de la situación en sus respectivas zonas, la decisión de mantener o no las clases mañana.

Hasta ahora, los colegios situados en los citados municipios han comunicado a Educación su decisión de no impartir clases y avisar a los padres para que no lleven a los niños, aunque puede que sean más los que se sumen a la medida.

Mientras tanto, en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Manuel Llano de Cabuérniga, donde medio centenar de alumnos han quedado incomunicados esta mañana por un corrimiento de tierras, sólo quedaban esta tarde cinco de ellos.

Y es que a lo largo del día, los padres de los escolares han ido recogiendo por grupos a los niños, salvo en el caso de cinco alumnos de Ruente que podrían tener que pasar allí la noche si el estado de la carretera impide el acceso a los vehículos.

Los niños quedaron incomunicados entrada la mañana, debido a un argayo.

Además, las intensas y constantes lluvias caídas en las últimas horas han obligado a interrumpir el transporte escolar en varias poblaciones de la Cuenca del Besaya, así como en colegios de Educación Infantil y Primaria de Potes, La Serna de Iguña y San Felices de Buelna.

Al menos media docena de colegios de Cantabria, la mayoría de la zona centro de la región, la más afectada por las lluvias, han decidido suspender mañana viernes las clases debido a las inundaciones registradas y al estado de las carreteras.

En concreto, han comunicado ya a la Consejería de Educación esta decisión los centros de Cabezón de la Sal, Valdáliga, Potes, Mazcuerras, Los Corrales de Buelna y Cabuérniga.

En vista de la situación provocada por las abundantes lluvias caídas en la región en las últimas horas, la Consejería ha dejado a la elección de los centros, en función de la situación en sus respectivas zonas, la decisión de mantener o no las clases mañana.

Hasta ahora, los colegios situados en los citados municipios han comunicado a Educación su decisión de no impartir clases y avisar a los padres para que no lleven a los niños, aunque puede que sean más los que se sumen a la medida.

Mientras tanto, en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Manuel Llano de Cabuérniga, donde medio centenar de alumnos han quedado incomunicados esta mañana por un corrimiento de tierras, sólo quedaban esta tarde cinco de ellos.

Y es que a lo largo del día, los padres de los escolares han ido recogiendo por grupos a los niños, salvo en el caso de cinco alumnos de Ruente que podrían tener que pasar allí la noche si el estado de la carretera impide el acceso a los vehículos.

Los niños quedaron incomunicados entrada la mañana, debido a un argayo.

Además, las intensas y constantes lluvias caídas en las últimas horas han obligado a interrumpir el transporte escolar en varias poblaciones de la Cuenca del Besaya, así como en colegios de Educación Infantil y Primaria de Potes, La Serna de Iguña y San Felices de Buelna.

Al menos media docena de colegios de Cantabria suspenden mañana las clases
Comentarios