martes 21/9/21

Cantabria reforzará las medidas de control del Plan de Gestión del Lobo para que "siga dando resultados"

"En Cantabria tenemos una especie en peligro de extinción, como son los ganaderos, y los vamos a defender con uñas y dientes", dice Blanco
El Consejero De Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación Y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, Acompañado Por Agentes Del Medio Natural, Se Reúne Con Alcaldes Y Ganaderos De La Comarca Forestal De Campoo

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha afirmado hoy que su departamento "mantendrá y reforzará" las medidas contenidas en el Plan de Gestión del Lobo en aquellas zonas donde la incidencia de los ataques es mayor para que "siga dando resultados".

Para Blanco, este plan puesto en marcha en 2019 "está teniendo ya eficacia en garantizar la viabilidad de la especie y su compatibilidad del desarrollo socioeconómico del medio rural" y, especialmente, con la ganadería extensiva.

Según ha informado el Gobierno, en una reunión con alcaldes, ganaderos y agentes del Medio Natural de la comarca de Campoo, una de las "zonas loberas por excelencia", Blanco ha apuntado a la necesidad de intensificar el trabajo de los guardias en el control poblacional y ha instado a los alcaldes a "solicitar cuantas batidas necesiten, que se concederán siempre ajustándose a la normativa por daños".

Si quieres que te mandemos el boletín ó la noticia de su publicación, te invitamos a que te descargues nuestra APP, 100% gratuita: para iPhone: https://apps.apple.com/us/app/ifomo-noticias/id1559815168 para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.opennemas.ifomo

"Confío mucho en la profesionalidad de los agentes del Medio Natural y les pido que recuerden que somos servidores públicos" y que, como tal recuerden que, además de la labor de "vigilancia y protección de espacios y especies", han de "contribuir al control poblacional del lobo", ha dicho Blanco.

El consejero se ha reunido hoy con ganaderos y alcaldes de Campoo de Suso, Pedro Luis Gutiérrez; de Campoo de Yuso, Eduardo Ortiz; de Campoo de Enmedio, Pedro Manuel Martínez; de Reinosa, José Miguel Barrio, y representantes municipales de Las Rozas de Valdearroyo.

En el encuentro celebrado en el Castillo de Argüeso (Campoo de Enmedio), que va a tener continuidad en los próximos días en otras zonas de Cantabria, también han participado el director general de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Lucio, y el subdirector general de Medio Natural, Ángel Serdio, así como varios agentes del Medio Natural de la Consejería, como responsables de la vigilancia y seguimiento de la fauna silvestre en la zona.

El consejero les ha trasladado el compromiso del Gobierno de Cantabria de seguir controlando la población del lobo ibérico en la región porque "la acelerada expansión que ha experimentado en los últimos años supone una seria amenaza para la supervivencia del sector ganadero y un auténtico hándicap para nuestra lucha contra el despoblamiento del medio rural".

Ha recordado que esta especie se ha expandido en 1.000 kilómetros cuadrados más en Cantabria en los últimos 20 años, ocupando más del 65% del territorio y "matando a nuestros animales cada vez más cerca de la línea de costa".

Por ello, ha defendido las medidas que establece el Plan de Gestión de Cantabria a la hora de controlar la población, con la extracción anual del 20% de la población estimada cada año, y la concesión de ayudas para hacer frente a los costes que acarrea en el sector ganadero, como la instalación de cercados o la compra y mantenimiento de mastines, así como el pago de los daños en la totalidad de la región.

A todo ello hay que unir las medidas y actuaciones que contempla el plan para controlar la mortalidad por atropellos o acciones ilegales contra la especie; fomentar la investigación y el seguimiento de la población mediante un censo actualizado del número de ejemplares; promover la divulgación, la información y la educación ambiental en torno al lobo, y potenciar los mecanismos de coordinación con las otras comunidades autónomas que albergan a la mayor parte de la población de esta especie (Galicia, Asturias y Castilla y León).

"En Cantabria tenemos una especie en peligro de extinción, como son los ganaderos, y los vamos a defender con uñas y dientes, y no vamos a permitir que el lobo invada sus zonas, obligándoles a abandonar sus casas y sus trabajos", ha afirmado Blanco, quien ha recordado que el impacto del lobo en el sector ganadero ha provocado en Cantabria la muerte de unas 4.000 cabezas de ganado en los últimos tres años y más de un millón de euros en daños directos a los propietarios.

El consejero ha reiterado su defensa del Plan, al dotar a la conservación del lobo en Cantabria de la seguridad jurídica que otorga contar con un marco normativo específico que "considera los aspectos biológicos, ecológicos y sociales a partir de los conocimientos científicos y técnicos existentes en la actualidad y en una gestión adaptativa que responde adecuadamente a la evolución de la especie y su entorno".

"Pretendemos que los daños que el lobo produzca en la ganadería extensiva no hagan inviable o condicionen de manera relevante su mantenimiento y mejora en Cantabria porque se trata de una actividad económica clave para las zonas rurales, esencial para luchar contra el despoblamiento y crucial en la conservación de la biodiversidad y los paisajes de Cantabria", ha indicado Blanco.

APOYO

Tanto los alcaldes como los ganaderos presentes en la reunión han trasladado al consejero la "grave" preocupación que existe en el sector y en el medio rural ante el incremento de las poblaciones de lobo en los últimos años, así como su firme apoyo a la postura del Gobierno de Cantabria para seguir desarrollando el Plan de Gestión como instrumento que garantiza la supervivencia del sector y una convivencia equilibrada con la especie.

Asimismo, han expresado su absoluto rechazo a la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y para el Reto Demográfico (MITERD) de incluir al lobo ibérico en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

Y han reiterado su apoyo a la 'Carta Abierta en apoyo a una gestión del lobo basada en el respeto al mundo rural, el consenso social y la coexistencia', iniciativa promovida por Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León, y que cuenta con el apoyo de otras cinco comunidades autónomas (País Vasco, Aragón, Madrid, Murcia y Andalucía), la ciudad autónoma de Ceuta, las Organizaciones de Profesionales Agrarios (OPAS) a nivel nacional, y la Federación de Municipios de Cantabria (FMC).

Cantabria reforzará las medidas de control del Plan de Gestión del Lobo para que "siga...
Comentarios