martes. 27.09.2022

El Ayuntamiento de Piélagos adjudicó ayer a la empresa Atreyu Blota Carto S.L. la gestión de sus guarderías-ludotecas municipales, garantizando así la continuidad del servicio, que se presta en las localidades de Renedo y Boo, a las familias del municipio.

Lo hizo en el transcurso de un pleno ordinario, a propuesta del equipo de gobierno (PSOE-PRC), con el apoyo de los tres concejales no adscritos -Elba Castanedo, Juan Carlos Martín y Montserrat Luezas- y del concejal de AVIP, José Antonio Castañera. Por su parte, los portavoces de AVIP e IU votaron en contra, mientras que el grupo municipal del PP se abstuvo.

Atreyu Blota Carto S.L. fue la empresa que presentó el mejor proyecto en la fase de licitación, que tuvo lugar el pasado mes de febrero y dispondrá ahora de un plazo máximo de diez días hábiles para presentar la documentación requerida en el pliego de condiciones, para proceder a la firma del contrato del servicio por un periodo de cuatro años, prorrogable de forma bianual hasta un máximo de ocho.

Tras la renuncia de las dos anteriores adjudicatarias, ante la inviabilidad económica del servicio, lo que obligó al Consistorio a rescatar el mismo, el equipo de gobierno (PSOE-PRC) licitó la explotación de las antiguas escuelas infantiles como guarderías-ludotecas municipales con un pliego de condiciones "más flexible y atractivo" para las empresas concursantes.

Entre ellas, como novedad, cabe destacar la posibilidad de ofrecer un servicio de ludoteca a las familias. Asimismo, en caso de déficit, durante los dos primeros años, siempre que sea justificado y ambos centros (Renedo y Boo) cuenten con una ocupación media anual del 26 por ciento, éste será asumido por el Ayuntamiento para evitar que vuelvan a sucederse renuncias como ocurriera anteriormente, con el consiguiente perjuicio para las familias.

El nuevo servicio de guardería municipal en Renedo y Boo comprende la atención integral de niños de hasta 3 años, en horario de lunes a viernes, de 7.30 a 20.00 horas, mientras que el de ludotecas, estará dirigido a niños de entre 2 y 12 años, de 16.00 a 20.00 horas, en periodo escolar, y de 7.30 a 20.00 horas, en vacaciones.

Para el portavoz del grupo municipal de IU, Rubén Vicente Carrillo, "estamos ante el último o el penúltimo trámite de un fracaso político, ante el cual siempre hemos estado en contra".

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de AVIP, Luis Sañudo, incidió en que tanto las escuelas infantiles como las guarderías-ludotecas "son competencias impropias de este Ayuntamiento y entendemos que el proyecto con el que se inició estas escuelas infantiles se debiera haber respetado, lo que se ha hecho posteriormente, que no estamos para nada en desacuerdo, creemos que se podría haber hecho en un momento anterior".

Desde el equipo de gobierno, el portavoz del grupo municipal del PRC, Alfredo Rodríguez Otero, reiteró que los padres quieren flexibilidad horaria para poder llevar y recoger a sus hijos cuando a ellos mejor les convenga.

"Las escuelas infantiles tienen una rigidez horaria, que te obliga a dejar al niño a una hora y recogerle a otra", subrayó el edil, quien añadió que "los padres con esas edades quieren poder dejar a sus hijos y recogerles a la hora que les convenga", al tiempo que recalcó que socialistas y regionalistas "vamos a luchar porque funcione este sistema".

La Corporación municipal también acordó, con la única abstención del grupo municipal de AVIP, la ratificación de deslinde entre los municipios de Piélagos con Miengo y Polanco. Además, por unanimidad, dio luz verde a la aprobación definitiva del expediente de nulidad conjunto, de las liquidaciones/recibos incluidos en el mismo, de acuerdo con el dictamen del Consejo de Estado.

OTROS ACUERDOS

El Pleno respaldó, con la única abstención de la concejala no adscrita Montserrat Luezas, la moción presentada por el Grupo municipal de IU para la puesta en marcha de un servicio municipal de mediación.

Elba Castanedo se mostró partidaria de la propuesta ya que, en su opinión, "la mediación es una alternativa en los conflictos", al igual que Juan Carlos Martín, quien expuso que "puede ser un servicio interesante para los vecinos", mientras que Luis Sañudo aseveró que "buscar el consenso, buscar el diálogo con una persona neutral, evitando posibles contenciosos posteriores, para nosotros es positivo, sin duda alguna".

La portavoz del grupo municipal del PP, Carmen Bedoya, también se pronunció en la misma línea, asegurando que "nos parece que puede ser una buena iniciativa".

Por el contrario, Montserrat Luezas reconoció que "no me parece la mejor manera de organizar un servicio de mediación" ya que, para ella, al igual que sucede en otras comunidades autónomas, "lo lógico es que se gestione un servicio de mediación autonómico desde el Gobierno de Cantabria y que pueda tener acceso todos los ciudadanos", al tiempo que advirtió de que "podríamos incurrir en una duplicidad de servicios".

En los mismos términos, se expresó el portavoz del grupo municipal del PRC, quien señaló que "nos parece una buena idea todo lo que sea ayudar a evitar costes a los vecinos", si bien abogó por hablar primero con la OMIC para ver hasta qué punto la Oficina municipal de información al consumidor ya está prestando este servicio y saber los costes del mismo.

El Pleno también suscribió, con la abstención de Elba Castanedo, Montserrat Luezas, PRC y PSOE, la moción defendida por el grupo municipal de AVIP para solicitar ayudas y subvenciones que permitan buscar la sustitución de vehículos contaminantes por otros que lo sean menos, haciendo especial énfasis en el "turismo inteligente", mediante la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos en la zona norte del municipio, dado su "potencial turístico", según expuso Luis Sañudo.

"Me voy a abstener porque no veo la necesidad en este momento", argumentó Elba Castanedo, mientras que para Montserrat Luezas "es un poco empezar al revés, porque la propuesta nos insta a solicitar la subvención, cuando ni siquiera nos hemos planteado si queremos poner los cargadores, que es por dónde deberíamos haber empezado".

Para Juan Carlos Martín que "el Ayuntamiento oferte varios puntos de recarga eléctrica y que, además, ahora mismo estén subvencionados, me parece algo interesante". De igual manera se pronunció Rubén Vicente Carrillo, quien apuntó que para zonas turísticas, como el norte de Piélagos, "es una apuesta a futuro la movilidad sostenible".

También el edil popular César Blanco afirmó que "el próximo salto tecnológico en la industria de la automoción es el vehículo eléctrico" por lo que mostró la conformidad de su grupo con la moción de IU, al tiempo que subrayó que "es importantísimo que las administraciones públicas promuevan el desarrollo de esas infraestructuras de recarga".

Desde el equipo de gobierno, Alfredo Rodríguez Otero informó de que, en el primer trimestre de 2017, en Cantabria, se habían vendido 16 vehículos eléctricos, mientras que, sólo el pasado mes de abril, 935 vehículos convencionales, se preguntó si con un 1,7 por ciento de vehículos eléctricos es necesaria tanta premura o no sería mejor esperar.

Piélagos adjudica la gestión de sus guarderías-lucotecas de Renedo y Boo
Comentarios