Gobierno, patronal y sindicatos consensuarán el modelo de crecimiento económico y social de Cantabria

photo_camera Gobierno, patronal y sindicatos consensuarán el modelo de crecimiento económico y social de Cantabria

El Gobierno de Cantabria, CEOE-CEPYME, CCOO y UGT han acordado consensuar cuál va a ser el modelo de crecimiento económico y social de la Comunidad Autónoma, que estará vigente al menos hasta 2030. Se trata de elaborar un documento, antes de que concluya el año, que recoja ese marco de crecimiento que deberá quedar al margen de los cambios políticos en el Ejecutivo regional y favorecerá una evolución económica más estable, basada en los puntos fuertes de la región, y que permita la creación de empleo de calidad. Esta es la principal medida que se ha adoptado hoy en la Mesa General del Diálogo Social, donde se ha analizado el estudio sobre la situación socioeconómica de Cantabria, elaborado por la UC a partir de datos oficiales del ICANE y el INE, y que sirve de diagnóstico a partir del cual determinar hacia dónde debe avanzar la Comunidad Autónoma para "tener un crecimiento más sano y que sea posible la creación de empleo más estable y de más calidad", según ha afirmado el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, al término de la reunión. "Se trata de que Cantabria tenga un documento que garantice que cada cuatro años el Gobierno de turno no cambie los objetivos de desarrollo de la Comunidad Autónoma, que el modelo de desarrollo de Cantabria sea consensuado y que no esté sometido a altibajos en cuestiones esenciales", ha precisado Sota, quien ha afirmado que ese documento se someterá también a la consideración de los grupos parlamentarios. El consejero ha explicado, además, que el presupuesto del próximo año tendrá una concordancia con el contenido de ese proyecto de región y las medidas concretas que contenga, aunque ha reconocido que las cuentas públicas de este año ya contienen partidas en esa dirección. El análisis sobre la realidad cántabra refleja, según ha citado Sota, problemas de baja productividad, cifras de exportación bajas, una tasa de actividad en el empleo menor que la media nacional, una población envejecida, concentración demográfica  en un número reducido de núcleos, entre otras debilidades. "Son una serie de problemas que pueden condicionar al futuro de la Comunidad Autónoma y  debemos atajar", ha afirmado.                                            Sembrar ahora para recoger mañana Sindicatos y patronal han coincidido con el Gobierno en la importancia de tener claro cuál es el marco del que parte Cantabria, con sus debilidades y fortalezas, como refleja el estudio analizado hoy, y a partir de ahí determinar la línea de futuro crecimiento económica y social, que sea estable, consensuada y blindada ante posibles cambios de Gobierno. "Tenemos una foto, un diagnóstico y ahora se trata de ponernos a trabajar para hacer el plan, la senda de crecimiento, cuáles son las reformas estructurales que precisa la región y cambiar el patrón de crecimiento", ha afirmado Carlos Sánchez, secretario general de CCOO, quien ha afirmado que el problema número 1 de Cantabria en la actualidad es la calidad del empleo. "Se trata de sembrar para recoger mañana y se tiene que hacer de inmediato", ha afirmado Sánchez. "No eludimos la responsabilidad de hacer este recado que tenemos encomendado por la sociedad de Cantabria de cambiar el modelo de crecimiento para que tengamos un futuro más garantizado, con derechos y con futuro para nuestros  hijos e hijas, para los que vienen detrás de nosotros", ha añadido. "Intentaremos que sea un buen trabajo para próximos años, que sea conocido por toda la sociedad y partidos políticos para no dar vaivenes y estar al albur de los caprichos de cada uno", ha asegurado el secretario general de UGT, Mariano Carmona. "Definamos  el camino para que en 8 ó 10 años estemos en condiciones de dejar una situación mejor de la que nos hemos encontrado", ha declarado. En este mismo sentido se ha manifestado Lorenzo Vidal de la Peña, presidente de CEOE-CEPYME Cantabria, quien ha puesto el énfasis en la necesidad de tener un marco estable. "Las empresas necesitan invertir a medio y largo plazo y, para ello, necesitan unas condiciones conocidas, una reglamentación seria, constante y aprobada por todos, para que se prolongue en el tiempo, y nuestras inversiones puedan mantenerse y así seremos capaces de atraer nueva actividad para que la Comunidad se pueda desarrollar".